▷ 10 consejos psicológicos para mejorar la salud mental 🧠 ✅


▷  10 consejos psicológicos para mejorar la salud mental ðŸ§ 


La salud mental, es un concepto que a menudo se usa en el campo de la Psicología para definir aquellas actividades que realiza una persona y las cuales le permiten estar en equilibrio con su entorno socio-cultural.


Las conductas que abarcan la salud mental, tienen como objetivo el prevenir comportamientos negativos en el contexto social, así mismo, pretenden aportar estabilidad emocional e incrementar la calidad de vida de las personas. 

 

Según este constructo de la Psicología, cada persona posee un control individual sobre su funcionamiento, que le permite regular su estado de integración y por igual su bienestar tanto en el ámbito personal como en el ámbito relacional. 


A continuación, te mencionare los 10 consejos que para mí, como terapeuta,  debe de seguir cualquier persona que desee mejorar considerablemente su calidad de vida y por igual cuidar su salud mental. 


Satisfacción de las necesidades básicas 


Se trata de poder encontrar un equilibro entre esas necesidades mas primarias y las conductas que realizamos, llevar una dieta satisfactoria, descansar adecuadamente, comer de manera sana, etc.


Todas estas actividades satisfacen una necesidad biológica, cuando se reprimen tienen un efecto negativo en nuestro estado físico, como por igual en el estado emocional, de este modo, el primer requisito que se tiene que tener en cuenta para alcanzar un mejor grado de estabilidad emocional es: 


"Conseguir tener un adecuado equilibrio interno", tratar de armonizar estos aspectos básicos, para que no disminuya tu calidad de vida. 


Cultivar nuestra autoestima


La satisfacción de las necesidades básicas te van a aportar mi querido lector o lectora un mínimo de equilibrio, pero no te pueden asegurar al 100% que estés seguro contigo mismo (a), de hecho, para poder conseguirlo debes de aceptarte tal cual eres, agradarte y sobre todo quererte a ti mismo. 



El apartado anterior, es vital, ya que:


 "Si no nos queremos a nosotros mismos, no puede estar en la capacidad para querer a otra persona".


Por lo que, cuidar la autoestima consiste en quererse, valorarse, y amar no solo las bondades de uno mismo, sino también las carencias que tenemos cada uno de nosotros como seres humanos. 


No somos seres perfectos, pero si podemos mejorar cada día si nos lo proponemos. 


Valoración positiva de los demás 


Una vez que se ha realizado una valoración positiva de uno mismo, y se ha hecho un inventario de las cosas que se debe mejorar, es común comenzar a tener una mejor salud mental, te sugiero que si deseas tener una herramienta para hacerlo, puedes utilizar el recurso de la escritura terapéutica (Consultar Aquí).


Por otra parte, para poder llegar a valorar de forma objetiva a los demás, es necesario siempre recalcar los aspectos positivos de cada persona, debido a que, si constantemente se valora de forma negativa a las personas que se tiene alrededor, no se puede tener una buena salud mental, y por consiguiente, buenas relaciones interpersonales.


Cuidado de las relaciones sociales 


No solo debemos cuidar la imagen que tenemos sobre las personas que tenemos a nuestro alrededor, sino que también es de vital importancia el trabajar para que nuestras relaciones con los demás sean satisfactorias. 


De hecho, si esas relaciones no se cuidan pueden tener complicaciones en el futuro, o aun peor, no ser duraderas en el tiempo, por ello, las relaciones personales y por igual sociales deben ser siempre bidireccionales es decir: 


"Dar y recibir lo que sea que se necesite expresar en esa relación". 


Por este motivo, es muy importante cultivar buenas relaciones sociales teniendo en cuenta el valorar, comprender y compartir, los puntos de vista y el estima que un ser humano pueda compartir hacia otro ser humano, teniendo siempre como punto de referencia el respeto. 


Gestión adecuada de las emociones
 

La gestión de las emociones implica el desarrollar el autocontrol,  de tal modo que se pueda adquirir la capacidad de modular las sensaciones que experimentamos. 


Aprender a gestionar las emociones no implica, eliminarlas ni dejarlas de tener en cuenta para nuestro funcionamiento, de hecho, existen momentos en los que es beneficioso o incluso necesario ciertas emociones o actuar de cierta forma predeterminada.


No obstante, sin una correcta gestión de las emociones, es probable que se actué de una forma inadecuada en muchas situaciones que lo amerite, y esto pueda causar problemas a nivel personal o social.


Así pues, para poder desarrollar una mejor gestión de las emociones es necesario hacer uso de palabras tales como:


  • ¿Cómo afecta esta forma de pensar a los demás?
  • ¿Cómo beneficia esta forma de pensar en mi vida personal?
  • ¿Qué cosas puedo mejorar en mi persona?
  • ¿Qué cosas veo positivas en los demás?
  • ¿Qué cosas no me gusta de los demás?


Afrontamiento de situaciones 


Es importante tener en consideración, todos los puntos anteriores para así poder lograr un equilibrio emocional y por consiguiente tener una mejor salud mental.


Razón por la cual, para poder realizar un correcto afrontamiento de las situaciones es de suma importancia tener en cuenta los siguientes aspectos:


  • Evaluar los pro y los contra de cada situación.

  • Observar con detenimiento si una respuesta puede aportar o no a una resolución de conflicto

  • Buscar siempre el bienestar en conjunto, no solo el bienestar individual.

  • Procurar usar un todo de voz adecuado.

  • Practicar la escucha activa.

  • Hacer realimentación, no criticas destructivas.


Pensamiento positivo


A menudo las situaciones y los hechos que nos puedan llegar a ocurrir en algún momento determinado, no se pueden controlar, pero lo que si podemos gestionar es lo que pensamos en torno a lo ocurrido. 


Los pensamiento negativos suelen aparecer de forma automática, y en la mayoría de los casos no se pueden evitar.


Por ello, para poder estar bien anímicamente, las personas necesitan que sus pensamientos sean positivos y placenteros y aquellos pensamientos negativos, observarlos con detenimiento y hacerlos conscientes.


El practicar: 


"Esto no me define o puedo mejorar si me lo propongo" 

"Siempre y cuando no exista un trastorno psicológico"


Pueden ser sin duda una de las herramientas mas eficaces que desde el área de la salud mental, podemos aplicar en aras de buscar una mejor salud mental. 


Establecer objetivos


El establecer un objetivo, puede abarcar cualquier aspecto de la vida, ya sea en el ámbito laboral, personal, amoroso, social o relacional. 


Para poder establecer objetivos es necesarios que los mismos tengan dos requisitos indispensables para que se puedan lograr:



Objetivo que aporten valor: 


Los objetivos que aportan valor, son aquellas metas, objetivos o plan de vida, que permiten gratificación al momento de realizarlos, por ejemplo:

  • Leer un libro.

  • Realizar una actividad especifica.

  • Hacer deporte.

  • Ir a un gimnasio.

Objetivos racionalmente alcanzables: 


Imaginar metas de forma abstracta o con componentes determinados como inalcanzables, causa en el estado emocional de las personas ansiedad y estrés; Por lo que, al momento de buscar realizar una actividad, la misma debe tener como componente que puedan ser medibles y por supuesto alcanzables en el tiempo.


Realizar actividades placenteras


Es importante conocer cuales son las actividades que pueden resultar placenteras para ti, por lo que, realizarlas ayuda a tu salud mental.


"No te prives de hacerlas".


A menudo un mal día, una preocupación, o una situación que te pueda generar cierto grado de incomodidad, pueden llegar a afectar considerablemente el desenvolvimiento de una persona con su entorno.


De hecho, se recomienda desconectar y pasar un rato agradable con:

  •  Familiares. 

  • Amigos.

  • Pareja.

  •  Personas importantes.

Si sientes que te cuesta mantener relaciones placenteras, es probable que estés experimentando un pequeño cuadro de depresión, si deseas conocer mas al respecto,  (consulta que es la depresión)


Actividad física


Finalmente el ejercicio físico es una de las actividades que mayor bienestar origina a la salud mental, porque proporciona gratificación de una forma directa.


Múltiples estudios hasta la fecha, han puesto en manifiesto que la actividad física ayuda a mejorar: 


  • El estado de animo.
  •  La salud mental.
  •  Reducir la ansiedad y el estrés.
  •  Mejorar el autoestima.

Siguiente Post Post Anterior
No Comment
Add Comment
comment url